PALABRAS MAYORES, Un viaje por la memoria rural

Biblioteca

 Emilio Gancedo

Editorial: Pepitas de calabaza.  Año: 2015

Durante año y medio, Emilio Gancedo se echó a la carretera y pacientemente hizo un recorrido por la diversidad y heterogeneidad de lo que hoy llamamos España. En su camino se encontró y charló largo y tendido con personas vinculadas al medio rural, todas ellas cultivadoras de recuerdos, ejemplos comprometidos con la memoria viva. Fruto de ese trabajo es Palabras mayores, una suma de historias, recuerdos, anhelos y enseñanzas de una generación, los nacidos antes o inmediatamente después de la guerra civil, a quienes prácticamente hemos dejado de escuchar, un libro que rescata muchas experiencias y enseñanzas útiles para el presente de unas gentes extraordinarias que pasaron en pocas décadas del Neolítico a Internet. 

“-A ver. ¿Por qué no puede venir uno y poner cincuenta gallinas en aquel corral y dos marranos, y así ir comiendo poco a poco?. Se enerva ante el cúmulo de impedimentos, restricciones, gravámenes y mil burocracias que se ha de sortear para emprender en el medio rural, y aún para, sencillamente sobrevivir en él –Y luego dicen que hay libertad…sí, libertad para ellos. Vale que el ganado tiene que estar aseado y limpio…pero cada uno que responda de sus averías. Quien no cumpla, leña. Quien sí, ¡pues déjale vivir! Y lanza su clamor: -¿Qué quieren entonces estos gobiernos? ¿Qué no quede nadie en los pueblos? 

“…la brutal, inhumana soledad abatida sobre un pueblo que se desangró hasta quedar en mero puñado de osamentas calizas pudriéndose al sol. Los rostros sin gesto de los últimos vecinos –el hilo de la vida deshilachándose cada vez más-, una vaca desorientada, una cabeza de muñeca entre las ruinas, conejos en el balcón…escenas del final.” 

“La mayor desgracia de un país no es la incapacidad de sus gobernantes sino la pasividad de sus ciudadanos” 

“-No te preocupes, hijo, ya aprenderás algún día a hacer los surcos derechos, porque el hombre más listo del mundo tuvo que comenzar un día por las cinco letras vocales