Vive tu Pueblo TV

Paredes de Sigüenza

Paredes de Sigüenza

Su origen data de la repoblación posterior a la reconquista en el Siglo XII 🏹y fue lugar de paso de las huestes del Cid camino de su destierro.🤴🏽

Dice la historia que surgió como albergue 🏠 o estación de refugio o parada, en el paso natural entre ambas Castillas por su lado oriental, es decir, entre y Guadalajara y Soria. Evitando por aquí la dureza de las serranías de Atienza, situadas más al norte. Por aquí pasaron arrieros 👨🏽‍🌾, caminantes🚶🏽‍♂️, mercaderes 👨🏽‍💼, emigrantes, aumentando la corriente mercantil y emigratoria hacía el Sur, para repoblar las extensas comarcas ganadas a los musulmanes tras la reconquista.

Rulo en la Calzada Romana

Paredes es un pueblo muy antiguo. En él, se cruzaban dos calzadas romanas, de las cuales aún quedan algunos restos que hoy se pueden ver. Se cree que una venía de Sigüenza e iba a Almazán y seguía al norte, y la otra había partido de Medinaceli e iba por Atienza a tierras de Soria

 

 

 

 

Rienda

Situada en el Tramo 10 de la Ruta de Don Quijote 📜. En parajes de la Sierra Gorda 🗻 y el río Salado 💦.

Salinas en Rienda

Las salinas de este pueblo, forman parte de un amplio grupo que se reparten por toda la comarca de Atienza, destacando las de Imón, Bujalcayo, El Atance, La Olmeda de Jadraque o Valdealmendras. Estas salinas estuvieron en explotación hasta los años sesenta del pasado Siglo XX y se basaban en la extracción por evaporación de las aguas subterráneas. Están consideradas las más antiguas del valle.

Fiestas y Patrón Paredes de Sigüenza: El patrón del pueblo es San Julián, la patrona Virgen del Sagrario y sus fiestas el segundo finde semana de Mayo.

Patrón Rienda: La Cruz de Mayo

Fiestas Rienda: Primera semana de mayo, la fiesta patronal del pueblo, la «cruz de mayo». Las fiestas de verano, la tercera semana de agosto,.

En Semana Santa, el Riendarock.

El término municipal limita con: Valdelcubo, Sigüenza, Tordelrábano

Accesos por carretera: Desde Guadalajara por A-2

Transporte público: ALSA desde Guadalajara. Diferentes horarios.

Distancias: a Guadalajara: 98,6 km. A Madrid: 162,7 km. A Sigüenza: 26,2 km. A Soria: 73,4 km.

Actividad económica principal: Agricultura, principalmente cereales: cebada y trigo

Si quieres colaborar con Paredes de Sigüenza, envíanos tus fotos, vídeos, noticias, historias o cualquier otra información que estimes de interés  a nuestro correo [email protected]

Galería de Fotos

Imprescindibles

Cobertura: Con dificultad

Farmacias: NO

Más cercana: Calle de la Soledad, 42213 Barahona, Soria

Centro médico: Consultorio local: C/ Iglesia1 Teléfono:949399166

Alojamientos en el pueblo: 0

Alojamientos próximos: 2

Bar/restaurante en el pueblo: 1

Bar/restaurante próximos: 2

Historia y Costumbres

Paredes de Sigüenza se haya situado en unas llanuras que se encuentran comprendidas en el llamado Valle del Salado, por extenderse a lo largo de este río, que con sus aguas, contribuyó a la formación de decenas de explotaciones salineras, producto de la desecación de las aguas cuando todo este territorio se encontraba bañado por ellas.

Salinas

Un mar que se extendía hasta el interior de la península y que dejó en las entrañas de la tierra con su desecación, lo que habría de ser con el pasar de los siglos, una de las principales riquezas, no solo del valle, sino de toda la provincia, según afirma el historiador Tomás Gismera Velasco.

Se puede asegurar, que la sal estuvo en el origen de las poblaciones de este entorno. Un producto, del que el hombre necesitó en todo tiempo, tanto como moneda de cambio, como para la conservación de los alimentos.

De aquellos primitivos asentamientos, quedaron restos y necrópolis. Que fueron excavadas por Enrique de Aguilera, Marqués de Cerralbo a partir de 1915. Todo lo hallado, fue cedido a su fallecimiento al Museo Arqueológico Nacional.

Paredes de Sigüenza, es uno más de esos pueblos del valle del Salado, donde se conservan restos de aquellos primeros pobladores. Es en su término donde nace el río Salado.

Su origen data de la repoblación posterior a la reconquista en el Siglo XII y fue lugar de paso de las huestes del Cid camino de su destierro.

Dice la historia que surgió como albergue o estación de refugio o parada, en el paso natural entre ambas Castillas por su lado oriental, es decir, entre y Guadalajara y Soria. Evitando por aquí la dureza de las serranías de Atienza, situadas más al norte.

Vista aérea de Paredes de Sigüenza

Esta situación privilegiada le dio un crecimiento y vida notable, como se podrá comprobar durante su recorrido.

Por aquí pasaron arrieros, caminantes, mercaderes, emigrantes, aumentando la corriente mercantil  y emigratoria hacía el Sur, para repoblar las extensas comarcas ganadas a los musulmanes tras la reconquista.

No hay árboles que delimiten el acceso al pueblo, cuya carretera o calle, desemboca en la plaza, muy amplia, de forma irregular, en cuyo centro está el rollo, ese monolito de piedra que certificaba  su carácter de villa.

Sobre el pedestal, han colocado una farola y un pequeño jardincillo con árboles. También en esta plaza, las canastas de baloncesto.

Paredes de Sigüenza, cuyo apellido no responde a la realidad, pues pertenece al partido de Atienza,  tiene casas remozadas, de robusta mampostería. En casi todas se han respetado las características del entorno.

No hay chalets al uso, que destaquen. Sus calles son amplias con muchos rincones para resguardarse de esos vientos gélidos y limpios que vienen del norte.

Paredes es un pueblo muy antiguo. En él, se cruzaban dos calzadas romanas, de las cuales aún quedan algunos restos que hoy se pueden ver. Se cree que una venía de Sigüenza e iba a Almazán y seguía al norte, y la otra había partido de Medinaceli e iba por Atienza a tierras de Soria

Una de ellas se sitúa frente a la ermita de la Soledad. Un gran rulo de piedra, de los usados para apisonar las calzadas, manifiesta la certeza de este lugar.

Este camino, era utilizado por la trashumancia, que llegaba desde Extremadura camino de Soria. Pasaban por el medio del pueblo, dice con cierta nostalgia maría Amparo, y paraban en la Plaza. Los vecinos acudían a comprar leche.

Fuente Mala en Paredes de Sigüenza

Después, por lo que llaman la Fuente Mala, continuaban por la otra calzada.

La curiosa definición de Fuente Mala, hace referencia que sus aguas no eran aptas para el consumo humano. Se utilizaba para los animales, para regar y enfriar las bebidas en verano, especialmente los porrones de vino.

Este entorno esta adornado de choperas y árboles, con cercados de vegetación salvaje y el suelo salpicado de hojas que le proporcionan un aspecto de pintura impresionista. Uno de los escasos espacios donde el color verde predomina sobre el de la mies agostada.

 

Iglesia de San Julián. Paredes de Sigüenza

La iglesia parroquial de San Julián se encuentra al final del pueblo, junto al cementerio. La impresión que causa al entrar es la de un templo moderno, lo que se dice minimalista, pues solo unas pequeñas figuras adornan el altar mayor.

De su primitiva construcción románica, del Siglo XII, solo conserva la portada. Esta consta de de varias arquivoltas semicirculares con baquetones y ligera decoración vegetal, apoyadas en capiteles de palmas y columnas rehundidas.

Su canon de proporciones es más alto a lo habitual en el románico rural de esta zona. Pero ello es debido a la reforma que en el siglo XVI, se hizo de la Iglesia, ampliándola en todas sus estructuras.

El resto del templo, así como el interior, es de modificación posterior. En las paredes un par de retablos.

Entre 1940 y 1950, Paredes contaba alrededor de 500 vecinos. Dotado de todo tipo de servicios. Tanto para los residentes, como para los ocasionales. No faltaba de nada, comentan con orgullo esos vecinos alrededor del aperitivo.

Teníamos escuela de niños y niñas con unos 70 alumnos. Además de cura, veterinario, secretario, albardero, sacristán, médico, maestro, cuartel de la guardia civil, posada, cárcel, mercado, almacenes de trigo llamados pósitos, taberna…

Por supuesto, tuvieron Fragua, de la que hoy solo quedan los restos

La cochera del autobús de línea, la Continental Auto,  que venía de Madrid y aquí tenía su final.

Horno. Paredes de Sigüenza

El Horno, que ha sido restaurado y convertido en biblioteca, aunque parece ser que no se hace mucho uso de ella.

 

 

 

 

Como curiosidad, la llamada Casa de la Mula, dicen que sus antiguos dueños criaron este animal desde pequeño y por eso el nombre o el apodo.

A propósito de esta casa y su nombre, hay que citar al escritor Benito Pérez Galdós, El cual, en sus Episodios Nacionales y su Novela “Narváez” habla de los muleteros y del comercio de mulas en la zona.

Rienda. Hace más de 400 años, por estas parameras hizo cabalgar con su pluma Miguel de Cervantes, al caballero andante más aguerrido y loco de nuestra historia, Don Quijote de la Mancha con su inseparable Sancho Panza.

Es el tramo 10, que va desde la Hoz del Río Dulce a Sigüenza y Atienza.

Rienda. Ruta de Don Quijote

Si por carrera esta a poco más de dos kilómetros de Paredes de Sigüenza, hay caminos de tierra que acortan la distancia.

Parajes de la llamada Sierra Gorda. Y el río Salado, afluente del Henares como referente fluvial. Aunque su cauce esté seco y la maleza cubra y esconda su recorrido

Antes de entrar en Rienda, el primer encuentro es con sus salinas, o mejor dicho, sus restos. Donde apuntan las que fueron sus norias, albercas, recocederos y calentadores. Están consideradas las más antiguas del valle.

En un cartel informativo a la entrada, se puede leer que estas salinas estuvieron en explotación hasta los años sesenta del pasado Siglo XX y se basaban en la extracción por evaporación de las aguas subterráneas.

Las salinas de este pueblo, forman parte de un amplio grupo que se reparten por toda la comarca de Atienza, destacando las de Imón, Bujalcayo, El Atance, la Olmeda de Jadraque o Valdealmendras.

La entrada en Rienda es angosta. Una curva pronunciada entre un edificio y el cercado de piedra de unas huertas, donde comienza la calle Mayor, ofrece un riesgo no solo de seguridad, si no de dificultad de maniobra tanto para camiones como tractores.

Aquí comienza el pueblo, una larga calle, cuesta arriba, donde alguna pequeña calle se asoma a ambos lados.

Para llegar a Los Arroturos o yacimiento de Icnitas, hay un camino que sale de Rienda a Tordelrábano, pasando la ermita de San Marcos. A mitad de recorrido, se sube una cuesta entre carrascas y el aroma del tomillo, el romero y el espliego

Este yacimiento paleontológico, único en la Península Ibérica y uno de los tres existentes en el mundo, se descubrió en 2016. Alguien que las ha contado, asegura que se pueden observar más de 600 huellas fósiles de arcosaurios y dinosaurios, de hace ¡¡¡más de 200 millones de años!!!

Desde luego, el hallazgo tiene gran importancia. En este entorno de más de 1700 metros cuadrados, el viajero observa con detenimiento y curiosidad esas supuestas huellas de unos 20 centímetros.

Desde un pequeño mirador se puede observar el yacimiento, con unos paneles informativos, donde se especifican detalles de la época y otras investigaciones.

Dicen los expertos, que si no se ponen las medidas protectoras que estos yacimientos requieren, acabarán desapareciendo.

Para llegar a la Iglesia de Santa Marta, hay un camino y unos cientos de metros que la separan del pueblo.

Rienda. Iglesia de Santa Marcha

Originaria del Siglo XIII, es de estilo románico tardío, con ampliación gótica. Construida en piedra ofrece un aspecto de robustez. El cementerio adosado en un lateral. El viajero no ha podido ver su interior, pues la llave la tiene el cura. Y no es fácil localizarlo.

Parece ser que albergó un precioso retablo manierista dedicado a Santa Marta, que actualmente está en el Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza.

Dicen que los ladrones hicieron acopio del sagrario, un retablo y algunas pinturas. No cabe duda que este peligro acecha en las iglesias de todos estos pueblos con tan pocos vecinos y tan vacíos en invierno

Lo que sí se puede apreciar desde el exterior, bajo el tejadillo, es una preciosa colección de canecillos de piedra, con figuras humanas y de animales, que merece mucho la atención. También en la fachada del muro unas grabaciones de cruces y algunas letras.

Desde este lugar, se puede ver con nitidez la proximidad del pueblo de Paredes de Sigüenza. Comunicados, no solo por carretera, si no por los caminos que han utilizado labradores y ganaderos desde tiempos remotos.

La fuente de piedra con pilón, tiene grabado el que se supone año de construcción en 1883.

Enfrente, una casa de la que solo quedan los muros. Desde fuera aún conserva sensaciones y memoria de otros tiempos. No en vano, además de vivienda, fue tienda y bar.

En Rienda se celebra Riendarock, el festival de Rock amateur, cuyo fin es  promocionar nuevos grupos de rock. El festival consta de actuaciones en directo, de grupos procedentes de varias partes el país, durante toda la noche del Sábado Santo.

Junto a la carretera que lleva a Rienda, una caseta a la que llaman el Chozo, es una pequeña construcción de piedra y tejado de adobe y paja.. En tiempos fue utilizada por los pastores y labradores como resguardo y cobijo. También se usó para esperar al coche de línea que pasaba por el pueblo. Hoy se mantiene a duras penas.

Recorrer el Pueblo

 

Productos típicos / artesanía:

Principales calles

Calle Coches, Calle Iglesia, Calle Eras

 

📍 Lugares a visitar;

  • Iglesia parroquial de San Julián, Siglo XII ⛪
  • Valle del Río Salado 🌳🌲
  • Camino del Cid. Ruta 10 🤴🏽
  • Calzadas romanas 🏹
  • Conjunto urbano 🏠 🏡
  • Ermita de la Soledad ⛪
  • Laguna del Madrigal 💦
  • La Sima

📍 A visitar en Rienda:

  • Iglesia de Santa Marta ⛪
  • Ruinas de la ermita de San Marcos, Siglo XIII
  • Las salinas 💦 🧂
  • Los Arroturos o yacimiento de ignitas
  • Canecillos de la Iglesia de Santa Marta ⛪
  • Fuente de piedra del año 1883 ⛲
  • Riendarock
  • Río Salado 💦🧂
  • Ruta de Don Quijote, Tramo 10 🚶🏽‍♀️🚶🏽‍♂️📜

 

Espacios Naturales

Nacimiento del río Salado

Fauna:

Rana, sapillo, gallipato; Águila culebrera, alimoche, alondra, ánade real, búho real, codorniz, corneja, estornino, focha, halcón pelegrino, tórtola, urraca, vencejo, verderón, zorzal; Corzo, zorro, murciélago, nutria, rata de agua; Barbo, bermejuela; Culebra bastarda;, lagartija, víbora hocicuda.

 

Flora

Pastizales, encinares, quejigares, pinares, melojares

 

Rutas: (a pie / a caballo/ en bicicleta…) 

https://es.wikiloc.com/rutas/outdoor/espana/castilla-la-mancha/paredes-de-siguenza

Localidades y Lugares Próximos de Interés

Localidades próximas:

Alcolea de las Peñas, Tordelrábano, Tordelrábano, y Sigüenza

Dónde dormir:

Casa rural Castillo de la Riba

Dirección: C/ Castillejo. Riba de Santiuste, Sigüenza (Guadalajara). A 21 km.

Teléfono: 609 67 88 48

Correo electrónico:

El alojamiento se compone de dos casas, dependiendo el número de personas. Ambas son completamente independientes, al igual que los jardines, no se comparten con otros grupos.

 

Antiguo Palacio de Atienza

Dirección: Pl. de Don Agustín González Martínez Sacerdote, 1, 19270 Atienza, Guadalajara

Teléfono: 949 39 91 80 / 606 899 046

Correo electrónico: [email protected]

El Hotel rural Antiguo Palacio de Atienza está situado en una mansión del siglo XVI dentro del recinto amurallado de la histórica ciudad de Atienza.

Es el único edificio histórico de la villa realmente restaurado para fines hoteleros, no es una reconstrucción ni un falso edificio antiguo.

Tras una cuidadosa restauración el cuerpo principal del palacio dispone de 13 habitaciones dobles y 2 suites. En las antiguas caballerizas se ubica el restaurante con vistas al jardín privado junto a la muralla medieval.  Además de salón noble, cafetería, sala de TV y piscina, el hotel dispone de un aula para reuniones, pequeñas convenciones, etc.

Donde comer:

Bar Paredes

Dirección: GU-111, 6

Teléfono: 949828730

 

 

 

 

Les ofrecemos otros restaurantes próximos a la zona:

Antiguo Palacio de Atienza

Dirección: Pl. de Don Agustín González Martínez Sacerdote, 1, 19270 Atienza, Guadalajara

Teléfono: 949 39 91 80 / 606 899 046

Correo electrónico: [email protected]

En el antiguo edificio de las caballerizas del palacio se dispone el comedor-restaurante, con una arquitectura interior absolutamente singular y abierto hacia el magnífico jardín sobre la antigua muralla medieval. Jardín de uso privado para los clientes del hotel con piscina. Disfrute además de una gastronomía casera con platos de temporada de tradición castellana, en donde los productos agrarios adquieren un papel principal a la hora de dar forma a su cocina, elaborada con productos de excelente calidad, y poniendo a disposición del cliente el mejor servicio dado por los mejores profesionales.

También podrá deleitarse de exclusiva selección de vinos de Denominaciones de origen como Rioja, Ribera de Duero y por su puesto Castilla de la Mancha, protagonistas indiscutibles en las buenas mesas.

Restaurante Alfonso VIII

Dirección: Carretera de Berlanga, 22, 19270 Atienza, Guadalajara

Teléfono: 628 708 834 / 949 306 098

Correo electrónico: [email protected]

El concepto del Restaurante Alfonso VIII es sencillo: ofrecer una experiencia gastronómica completa, con una gran variedad de platos y recetas.

Para los más tradicionales, nuestros asados en horno de leña, que aportan a los platos esos sabores y olores característicos.

Para todos, comida principalmente mediterránea, con variedad de carnes y pescados, hechos a la brasa en su mayoría. Y para las noches, nuestra amplia gama de raciones.

 

Guadalajara